domingo, junio 27, 2021
Venezolanos al día

Poder Inmoral Sobre Poder Legítimo

A pesar de que uno cree que no hay mucho más que decir sobre violaciones y aberraciones de toda índole…


A pesar de que uno cree que no hay mucho más que decir sobre violaciones y aberraciones de toda índole en Venezuela, siempre la mediocridad e insolencia revolucionaria nos deja pasmados, atónitos. Son los herederos de Hugo Chávez, hoy felizmente difunto, definitivamente expertos en destruir, vilipendiar y deshonrar a un país, son resentidos hasta la médula y odian a los venezolanos en grado superlativo. Nadie con un mínimo de sensatez podría dudar esto y aunque suene agresivo contra quienes tienen poder de auxiliarnos, llámese comunidad internacional en todas sus formas, es demasiada la evidencia de una crisis humanitaria y ataque sostenido contra un pueblo como para que se siga debatiendo burocráticamente como ayudarnos a salir de este dolor.

Cada día se profundiza la inmoralidad y la inmundicia en la narcotiranía Venezolana y este nuevo ataque ético de las lacras se concreta cuando vemos a Maduro «escoger» a los integrantes de la Comisión Especial para la Revisión Judicial, los nuevos jerarcas de esta bazofia legal son Diosdado Cabello como presidente y su esposa, Cilia Flores como vicepresidente.

Insisto en que la justicia norteamericana tiene suficientes elementos, videos, grabaciones, testimonios que incriminan o afirman que Diosdado Cabello Rondón es el jefe del Cártel de los Soles, que es uno de los cárteles más poderosos y más grande del mundo, que abastece el 70% del mercado mundial, tan es así que ellos ofrecen una recompensa de 10 millones de dólares para quienes los atrapen y lo entreguen a las autoridades; este sujeto aunque se las da de guapo y se burla de esas medidas, no se atreve a salir de Venezuela y cuando sale es a los países aliados o vinculados al narcotráfico o al terrorismo.

Como prontuario, sabemos que desde muy joven fue mala conducta y resentido, como evidencia está el expediente que existe en los archivos de la extinta Policía Técnica Judicial ( PTJ) con el número: B551605 de fecha 23/03/1981 día domingo en horas de la noche, en donde violó a una menor de edad, o sea, a una niña. Hecho ocurrido en la calle principal de la población de El Furrial, casa número 4665 del Municipio Maturín del estado Monagas. Ahora apreciados lectores, ustedes se preguntaran ¿cómo ingresó a la academia militar con tan graves antecedentes penales? Simplemente su señora madre era la líder del partido Acción Democrática y en su casa funcionaba el comité local de dicho partido en la población de El Furrial y desde luego le exigió al otrora hombre poderoso de la política Venezolana y Secretario General Nacional de dicho partido, Luis Alfaro Ucero, quien también era nativo del estado Monagas, facilitando así su ingreso a la academia militar. Es importante destacar que el poder que tuvo Luís Alfaro Ucero en Venezuela, era tal que se hacía imposible que negaran la petición.

La magnitud, degradación e inmundicia es tan enorme que la vicepresidente de esta comisión judicial es la esposa de Nicolás Maduro, señalada y sancionada por el Gobierno de los Estados Unidos,  jefa del Cártel de los Flores, como evidencia adicional está que sus dos sobrinos a quienes ella crió, están pagando pena de 18 años por tráfico de drogas en los Estados Unidos.

Con esa designación quedó más que demostrado lo que era un secreto a voces, lo que ya sabíamos, que en Venezuela no existe independencia de los poderes, que es una narcotiranía. Es facultad del poder judicial su reestructuración y no del poder ejecutivo. En dónde queda el artículo 254 de la Constitución Nacional, que establece que el poder judicial forma parte de los poderes públicos del estado y por lo tanto es independiente.

En virtud de esa independencia, cualquier reestructuración que se pretenda hacer debe contar necesariamente con una previa modificación de la Constitución de la República.

Es importante recordar que desde el proceso constituyente en el año 1999 el poder judicial fue secuestrado por el chavismo, paralizando los concursos de los jueces y por ende la titularidad. Hoy 22 años después el 93 % de los jueces de todo el país son provisorios y el requisito fundamental para hacer la carrera judicial, es ser militante obediente y rodilla en tierra del PSUV. Justicia narcocomunista.

Una vez más ha sido pisoteada la carta magna por estos narcobandoleros y todavía hay «INGENUOS» que creen que la salida y esperanza está con las venideras «ELECCIONES» de alcaldes y gobernadores.

Estas noticias de nuevas movidas dentro del esquema de poder del narcorégimen están analizadas y por eso lo resalto, para recordar a quienes pronto olvidan.

En el 2018 para las ilegítimas elecciones presidenciales, el G4, léase Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo, catalogaron a Henry Falcón, Claudio Fermín, Timoteo Zambrano y Bertucci de ser agentes del narcorégimen. Posteriormente unos diputados militantes de los partidos antes mencionados los catalogaron de alacranes por su última participación de las elecciones parlamentarias de hace 6 meses (6 diciembre 2020). Aquí reflexionando desde la cárcel del exilio, digan ustedes lectores ¿cómo llamarán a los que participen en las elecciones regionales del próximo 21 de noviembre? ¿Por casualidad los llamarían los alacrancitos? ¿Será que hay alguna diferencia en las condiciones políticas y  electorales que desconozco?

¿Será que les van a asignar los recursos correspondientes a cada entidad?

Espero que predomine la coherencia política y la lealtad a Venezuela pues la única salida pasa por no participar con quienes la han destruido.

El hombre con más glorias emancipadoras de su época, nuestro Libertador Simón Bolívar, quien murió traicionado y abandonado lo afirmó al decir: nos han dominado más por la ignorancia que por la fuerza.

Creo en la negociación si lo que se negocia es la salida del régimen y sabemos que no entregarán, que el tesoro venezolano los mantendrá aferrados al poder. Mi voz de denuncia no para, sin dudas ni medias tintas con lo único que me queda LA PLUMA Y LA PALABRA.

Comments